Talavera

LA LOZA DE TALAVERA es producto de varias tendencias artesanales y artísticas procedentes de distintas regiones del mundo: alfarería española andaluza y marrorquí, vidriado árabe, mallas persas, figuras y caracteres chinos (mongoles) y dibujos estilizados del México prehispánico. Es tan poblana como el mole, los chiles en nogada, el camote y los ángeles de la Catedral de Puebla, pero resume tradiciones culturales de cuatro continentes. 

La definición técnica de Talavera –registrada en el Instituto de Derechos de Autor (IDA) es la siguiente: “cerámica propia de la zona de Puebla, elaborada con barro y conformada por un cuerpo cerámico recubierto con vidriado estannífero, decorado con colores metálicos y trabajado manualmente en sitio”.

Las piezas de Talavera original no se rompen fácilmente. Pueden resistir golpes y temperaturas muy altas.

 




   La producción de alfarería de Talavera contempla seis procesos distintos de meticulosa aplicación técnica que duran aproximadamente seis meses. Cada etapa se cubre con dos o tres pasos con delicadeza. En conjunto, el proceso integral suma quince pasos, sin incluir su embalaje comercial. En promedio cada proceso se realiza en dos o tres pasos.

El primer proceso consiste en preparar la mezcla de los dos barros; segundo, deshidratación y amasado; tercero, moldeo de piezas a mano, en tornos de patada y moldes; el cuarto se refiere al jahuete o primera horneada; quinto, decoración, diseño y pintura ; y sexto, segunda horneada, la cual se hace a mil 50 grados centígrados. La pintura y dibujo de cada pieza se hace a mano con finos pinceles de pelo y plumas.

Para dar una idea del cuidado que requiere la cerámica de Talavera, puede decirse que una vez mezclados los barros blanco y negro, el amasado debe colarse para quitarle arenilla, luego retirarle por decantación el agua excedente y más tarde se pone a secar en cuartos oscuros y sin ventilación para evitar que seque por fuera. El aire y la luz son los peores enemigos para el barro. Solamente este proceso dura entre un mes y mes y medio.

La elaboración incluye también acciones específicas de desairación, amasamiento, almacenamiento de bloques y bolas, secado en cámaras especiales, sancocho o sahueteado y esmalte o vidriado. El sancocho ( término español) o el jahuete (término mexica) se hace a una temperatura media de 800 grados centígrados durante siete u ocho horas.

Las pinturas con que se decoran las piezas se elaboran con productos minerales o industriales de desecho. Por ejemplo, el azul cobalto se hace con tequesquite (óxido de cobalto) y arenilla. Esta mezcla se coloca en cazuelitas que sirven de moldes. El amarillo se obtiene con antimonio, arenilla y salmonete; el naranja con piedra de riñón y tequesquite en mazacote. El verde con vidrio molido y caspa de cobre.

El término azulejo, aplicado específicamente a las lozas que decoran pisos y paredes, no proviene del azul emblemático de la cerámica de Talavera, sino de la palabra árabe azulisch, que significa recubrir muros. La aportación de figuras chinas en el diseño de Talavera provino de la Nao de China: los artesanos poblanos las tomaron de los dibujos de la porcelana venida del extremo oriente.

Los centenares de modelos de platos, tibores, floreros, saleros y lozas de cubrimiento se elaboran en sólo trece talleres asentados en los 30 municipios de cuatro distritos políticos del valle de Puebla: Puebla de los Ángeles, Cholula,Tecali y Atlixco. El barro blanco se saca de la región suroriental del valle y el negro se haya indistintamente en los cuatro distritos.

Fuente: http://sic.conaculta.gob.mx/

    


La oferta hotelera de Puebla es amplia y variada. Hay opciones para todos los gustos, necesidades y bolsillos. Una ciudad pujante y con tanta riqueza histórica tiene que estar a la altura de los requerimientos del sector turismo.

En el Estado de Puebla se pueden encontrar los clásicos hospedajes de una y dos estrellas. Un poco más de comfort en hoteles 3 estrellas. Todos los servicios de lujo en los hoteles 4 estrellas y servicios exquisitos en hoteles 5 estrellas.

Para quienes buscan el gusto por el detalle Puebla ofrece la elegancia y la calidez de sus Hoteles Boutique y sus casonas coloniales especialmente preparadas para brindar una estancia inolvidable.

Los amantes de la naturaleza encontrarán muchas opciones de alojamiento en cabañas en Chignahuapan, Cuetzalan, Tetela de Ocampo, Zacatlán, Huauchinango, Zacapoaxtla y demás localidades.

BUSCA, ENCUENTRA Y RESERVA TU HOTEL con la plataforma que te ofrecen CorazóndePuebla.com.mx y Booking.com



Booking.com


 




Autor entrada: CorazóndePuebla

CorazóndePuebla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.