Ixtacamaxtitlán


Ixtacamaxtitlán tiene dos significados: el primero procedente de las voces Iztla, blanco; Maxtli, faja, ceñidor , cinturón, y Tlan, junto o cerca; que equivale a «junto a «, «cerca de la faja blanca». La otra interpretación procede de Ixtla, apócope de Ixtlahuatl, tierra llana y baja; Camachtli, quijada o mandíbula, y Titlán, entre; que significa «Vega entre las quijadas » o tierra llana y fértil en medio de las mandíbulas (cerros).

San Francisquito

Acompañado de una pequeña plaza y un centro deportivo en sus faldas, la iglesia presume de haber sido construida en un sitio de relevancia en épocas prehispánicas; un lugar clave para la vigilancia de todos los valles aledaños. Se cree que en la antigüedad este cerro era punto de observación y protección de los grandes aposentos del señorío de Ixcamaxtitlán, ubicado justo enfrente, en el cerro de Acolhua.

Debido a la importancia del lugar, los conquistadores decidieron construir un sitio católico sagrado para evidenciar el nuevo reino en dichas tierras. Fue así que la iglesia de San Francisquito fue fundada en el siglo XVI con mucha sencillez: un techo de lámina a dos aguas, mismo que fue sustituido por una cúpula en el siglo XVIII.

Esta iglesia celebra su fiesta el 4 de octubre, día de San Francisco de Asís, recordando a los fundadores franciscanos, evangelizadores de toda la región. Durante ese día los festejos incluyen fuegos artificiales, puestos de comida tradicional en la plaza y torneo de básquetbol.

San Francisquito es un punto obligado de interés para todos los visitantes permitiendo un momentáneo viaje en el tiempo cuando los indígenas prehispánicos vigilaban las tierras, los cerros y los cielos de esta hemrosa región.

Esta iglesia ha permanecido intacta por más de 400 años, soportando terremotos y los fuertes vientos de las alturas.

Puente enterrado

Muy cerca de las ruinas de la Iglesia de San Cosme y San Damián, se encuentra un gran maizal que esconde el famoso PUENTE ENTERRADO. Como una prueba del tiempo detenido, el puente de piedra que alguna vez cruzó el cauce de un río, se erige a la mitad por encima del suelo. Es tal vez un metro de altura lo que se conserva de aquel puente, son embargo son siglos los que guarda en las piedras que lo componen.

La estructura del puente nos muestra un barandal de protección, el cual muestra la leyenda aún legible de 26 de diciembre de 1766. Aquella placa posee en la parte superior el nombre de Carlos III, rey de España en aquella época.

En el lado izquierdo del barandal hay un nicho, cuya imagen fue desprendida dejando sólo un agujero como recuerdo del pasado. Y en la parte superior del mencionado nicho, se observan restos de pintura roja, al parecer realizada con la tácnica de fresco.

La estructura del puente está oculta bajo tierra en su totalidad. No obstante el tamaño de la construcción y el sitio en el que se halla, nos demuestran que fue importante su uso en el pasado.

Fuente: https://issuu.com/majosah

Museo Comunitario Xolalpan

Historia del municipio

Fue fundado por grupos nahuas que tenían pactos con la tetralogía tlaxcalizca perteneció al cacicazgo de Tetela.

En el año de 1519 gobernaba el señorío establecido en lo alto de la montaña Acolhua, el Rey Temamascuicuil, quien a la llegada de Hernán Cortés quien venia de Zempoala para dirigirse hacia Tlaxcala, lo invitó a disfrutar de su hospitalidad durante 3 días, en los cuales el conquistador acompañado de sus hombres, fue objeto de alojamiento, regalos y hasta indígenas que le fueron leales. Los sacerdotes jesuitas, comenzaron a cristianizar a los habitantes del lugar y en esta forma, el Rey Temamascuicuil, ya bautizado y convertido a la religión católica se llamó Francisco Temamascuicuil y posteriormente, el gobernante pidió permiso a los españoles para cambiar la cabecera al Valle, solicitud que le fue concedida.

Ixtacamaxtitlán fue llamado también Castilblanco y era el segundo Mojón que sirvió de límite del Obispado de Puebla en 1550. Fue pueblo del Obispado a fines del siglo XVI, en encomienda a Francisco Montaño y Pedro Vargas con beneficio a los clérigos.

Perteneció al antiguo Distrito de Alatriste, así llamado el de Chignahuapan durante casi una década. En 1895 figura como municipio libre. La cabecera municipal es la Villa de San Francisco Ixtacamaxtitlán.

El 1 de julio de 1899 quedaron pendientes los juicios arbitrales de límites con Tlaxcala.

Cronología de hechos históricos:

AñoAcontecimiento
1519Paso de Hernán Cortés.
1550Se pone el segundo Mojón del límite del Obispado de Puebla.
1895Figura como municipio libre.
1899No se resolvieron los límites con el estado de Tlaxcala.

A 500 años de la primera parada de Cortés en Puebla, Ixtacamaxtitlán es uno de los municipios con mayor índice de pobreza en el estado y también uno de los más unidos para evitar que las mineras y otros proyectos de muerte se asienten en la comunidad. De acuerdo con la última medición del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política Social (Coneval), el 81.2 por ciento de la población se encuentra en condición de pobreza, esta cifra se traduce en 16 mil 834 personas con carencias. Además, Ixtacamaxtitlán es un municipio indígena, con grandes riquezas naturales.

Los habitantes continúan en la pugna para que en su territorio no se instale una minera de origen canadiense. Después de un largo litigio por la entrega de concesiones a las empresas filiales a Almaden Minerals, la población ganó un amparo para detener el proyecto, el juez consideró que se violaron los derechos de consulta y consentimiento previo libre e informado de los habitantes.

Cómo llegar

Autor entrada: CorazóndePuebla